04 noviembre 2010

Un poco de lectura

Bueno, como veo que estamos perdiendo la buena costumbre de contar las batallitas (los que las contábamos), me lanzó y de un plumazo os cuento Paterna (Como al día siguiente murieron los compañeros de El Molino no vi el momento oportuno) y La Palma.






En Paterna iba con ganas, todos íbamos con ganas, llegamos al cajón antes que nunca y salimos de los primeros. Con la carrera ya lanzada por la carretera, empecé a remontar algunas posiciones y a tirar de grupitos que me iban siguiendo. Al llegar al campo iba con Claudio, David y "El Coleta" justo delante. Van pasando los kilómetros y los tres imponen un ritmo bastante fuerte junto con algunos alimañas y otras "criaturitas", yo voy un punto (o dos) por debajo y cuando empiezan las primeras rampas serias, Claudio me lleva cien metros y Antonio y David el doble, ya sólo los veo en algunas revueltas del camino. Así que me pongo a buscar rivales de mi "categoría" y encuentro un "catalino" con el que pegarme el resto de la ruta, nada de cooperación, ni siquiera un gesto de complicidad, nos vamos repasando cada vez que podemos, sin ni siquiera mirarnos. Voy toda la ruta "agustito", parando un minuto en cada avituallamiento, reponiendo agua y comida.
Antes del primer Mortirolo, me alcanzan Jota y DaniFrog, vamos juntos, pero en la primera subida los vuelvo a dejar y hago los tres repechones con mi "catalino", en el último me pasa Manolete (Aeronáutico...jejeje) con facilidad y me da por pensar que quizás no voy tan bien como debiera. En la bajada me alcanzan de nuevo los dos Franciscanos y me pongo a rueda. Como no voy muy fino me digo: "A rueda de Dani que va a rueda de Jota, aguanto como un jabato y al llegar a los llanos me engancho a la "LOCOMOTORA" y cuando me vayan a doler las patas ya estoy al pie del Pinguete". Pero como el biker propone y las averías disponen, en una bajada pronunciada ellos frenan más de la cuenta, yo veo que voy a perder el impulso de la bajada y cambio demasiado brusco al plato mediano, cruzo la cadena al plato chico y se sale. Lo justo para que se me vayan mis esperanzas  y con ellas también el "catalino". Deprimido hago el resto de la ruta maldiciendo mi suerte.
Sólo al llegar a los llanos, recobró el animo y el resuello, pilló por detrás a un Kanina M30 que va bastante bien, me pego a su rueda y en cuando siente mi "aliento" en el cogote me pone el brazo en señal inequivoca de que no me "escaquee" y coopere. No le prometo nada pero viendo que se viene abajo, lo paso y empezamos a colaborar hasta el mismo Pinguete donde subimos a ritmo (cada uno al suyo), esquivando espectadores y "criaturitas" de la corta que bastante tienen con subir andando. Cuatro horas treinta y poco, 30 en M40 y "Más feliz qu-na lombriz" como siempre. I LOVE THIS JOB

En La Palma, al contrario que en Paterna, llegó desmotivado, los ciento y pico de kilómetros me tienen hablando sólo desde hace varios días y empiezo realmente sin ganas, voy dejando pasar los kilómetros al trantran, sin prisas pero sin pausas, buscando ruedas que me vayan llevando lo más cómodo posible. Sólo al llegar a las subidas finales del Corumbel antes de la carretera, veo de lejos, unos 15 o 20 chavalines por delante a mi tabla de salvación: JOTA... y me digo: ¡¡Está vez no te escapas!!. Me pongo a remontar aprovechando las bajadas y cuando termina la carretera estoy detrás de él. Ahora SÓLO (jejejeje) queda aguantarle rueda en la vía. Tengo vagos recuerdos de esos diez/quince minutos, gafas embarradas, intenso sabor a hierro en la boca, miles de piedras, charcos y un sólo objetivo aguantar hasta el final. Cuando llegamos al puente Jota se vuelve y me felicita, ¿Si el me felicita a mi que no tengo mérito ninguno, no debería yo comprarle una tarta al menos? Me lo apunto en el DEBE Jota. En los senderos se nos une JuanitoBTT y los tres vamos a ritmo cuando nos pasa Lucas, Juanito se pica y yo a cierta distancia les sigo, recriminándole a Juan su poca "cabeza" a gritos. Dejamos a Jota (Yo sé que en cualquier momento puede aparecer por detrás), y bajamos al rio, alcanzamos a HBO y le meto presión, y empezamos a rodar los tres juntitos hasta la bajada del Manzanito. Después de la plataforma HBO pone el piloto automático de subir pitando y se pierde para siempre. Juanito sigue por delante y yo me entretengo hablando con el flamante Campeón Provincial de Rallyes M40, el Lepero, José Antonio Aguaded. Al terminar la subida veo que Juanito tiene nueva compañía, "David". ¿A ver que le duele ahora? aprieto y llegó a su lado: Calambres... está vez son calambres. Empieza el juego de siempre, yo a mi ritmo y el me va repasando cada vez que puede para a continuación parar y decir que me está esperando. Como ya me conozco el juego sigo como si nada. En la bajada de las abejas vuelvo a pillar a Juanito y empezamos la subida juntos pero poco a poco me va sacando de punto así que pongo ritmo y le digo adiós. A partir del "CONTROL ANTIDOPING" ¿¿?? voy casi siempre sólo, pegándome con algunos chavales del Tavira que supongo que estarán echando el día de paseo mientras yo me mato por seguirles la rueda. Me vuelve a pasar David y se va, ya no lo veré más hasta llegar al puente. hago el camino de vuelta con un Ratobato y un chaval de Málaga, cuando llegamos a la portera de bajada a los senderos del rio adelantan a dos chavales de la corta, yo que soy asi de prudente (léase tonto), me quedo cortado detrás de los dos "descenders" que bastante tienen con bajar subidos a la bici como para que yo les meta presión. Al llegar al puente el "Ratobato" y el otro me sacan el puente entero. En el último avituallamiento me encuentro con David que... ¿Lo adivináis? Si... me está esperando. Le digo que apriete en los llanos y me pongo a tirar. Cuando hago la curva para enfilar Villarasa no viene detrás. ¿¿¿¿???? (sin palabras). Hago sólo el tramo hasta la carretera general y me vuelve a pillar y me pasa y ya no me espera más. A meta llégo apretando, fresco como una lechuga, arrastrando a un par de primos a los que les gusta mi ritmo y que con seguridad me van a intentar pasar en la recta de llegada. A uno lo suelto en el repechillo y Mario (Lepero M40) se equivoca y coge por la zona de la corta (al final rectifica, reclama ¡¡y lo ponen por delante de mi en la clasificación!! Estos jueces me matan...
En Cartaya empezaré flojo y terminaré fuerte o empezaré fuerte y terminaré flojo, o… empezaré flojo y terminaré flojo ¿Como era aquello de que acertar y que no te duelan las patas?

5 comentarios:

  1. Loco (de remate) motoronoviembre 05, 2010 11:43 a. m.

    ¡Quillo!

    No me puedes cambiar esa tarta por una cervecita con "arvellanas", aunque sea. Es que a mí lo dulce no me va mucho.

    Enhorabuena por tu carrera de La Palma y nos vemos en Cartaya.

    ResponderEliminar
  2. Pues en Cartaya 73km me da a mi que nos vamos a pegar un lote de piedra que ya veras, Perilla aprovecha que 73km lo hace tu con una pierna zzzoooo mamón y lleva comida eehhh, Angel aqui hay que salir como motos dejate de guardar para el final que esta vale por 2 y encima te vas a encontrar a muchisima gente, ya recuperas del canal hasta San Silvestre

    ResponderEliminar
  3. Buena suerte a todos, yo saldré mañana con el lado claro.

    Cuidadin con las piedras afilas que dicen que hay pa jartarse.

    ResponderEliminar
  4. Cuidadin coleta que este año no se llega a San Silvestre, enduro palante y enduro patras y adelanta si puedes....

    ResponderEliminar
  5. pues si seño a si me gusta coleta apretar hasta que venga el tio de mazo a mi me dio el primer calambre en la palma a los 75km imaginate si voy a apretar

    nos vemos en los aparcamientos a las 7'30 ya he quedado con franki y angel.

    ResponderEliminar